fbpx
VANESA VILLEGAS, COACH PERSONAL

¿Quieres saber cómo eres?. Presta atención un solo día a tus pensamientos

El otro día uno de mis clientes me hizo reflexionar hasta tal punto, como para sentarme a escribir unas líneas acerca de la importancia del autoconocimiento.

Si te das cuenta, la verdad no existe. En el mundo, lo que existen son nuestras opiniones, nuestras ideas,nuestras convicciones y nuestras conclusiones. Todas ellas condicionadas, además, por el sistema de creencias que cada quién tiene.

Cuando uno comprende que no tiene la verdad sino, tan solo una opinión que es además, tan firme como la de cualquier otra persona, da cabida en su vida a los “acuerdos”.

Esos que tanto necesita este mundo.

Tengo la sensación de que, pretendemos dar significado a algo ilimitado desde nuestros pensamientos limitados.

Es algo así como que, nuestros pensamientos no comprenden muy bien lo que están viendo pero quieren sacar conclusiones razonables.

Intentamos racionalizar cualquier situación buscando más argumentos que justifiquen lo que vemos pero, por más que lo justifiquen, la ilusión de lo que vemos no se convertirá en verdad.

Cuando crees que alguien es infeliz (por poner un ejemplo) y lo dices, y te lo repites una y otra vez podría ocurrirte sin darte cuenta que, por mucho que te lo repitas no quiere decir que eso sea cierto.

Por tanto, creo que a veces inventamos conclusiones y después nos las creemos por dar un significado a todo lo que nos sucede por pura costumbre al funcionamiento repetitivo y no cuestionado de nuestro sistema de pensamiento.

El autoconocimiento sirve para que seamos conscientes de que, gran parte de nuestros conflictos probablemente los generemos nosotros.

También te permite ver que, en ocasiones, distorsionas la realidad poniendo los problemas y conflictos donde no están.

Pero claro, es menos incómodo pasar por esta vida pensando que no tenemos nada que ver con todo eso.

Aún más, te permite darte cuenta de que no necesitas agregar nada sino soltar todo lo que te impide crecer y evolucionar.

Se me ocurre una cosa; dejemos de ir por la vida como víctimas y terminemos con ese “tú me hiciste”.

Podría ser ésta una manera de crecer y olvidar el sufrimiento porque, la víctima es inocente y por ende no tiene que enfrentarse a si misma.

Mi conclusión es que, mientras no nos responsabilicemos del pensamiento automático ni lo cuestionemos, difícilmente vamos a tener resultados distintos ni mucho menos satisfactorios en nuestras vidas.

Aprovecho la ocasión de que estas aquí, para invitarte a descubrir mis programas: Personal y Pareja.

Compárteme en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ¿En qué puedo ayudarte?