fbpx
VANESA VILLEGAS, COACH PERSONAL & PAREJAS

Que no te líen tus juicios mentales

¿Alguna vez has concluído algo así como que “fulanita estaba siendo demasiado simpática con tu pareja“?

Y, tiempo después, cuando has tenido oportunidad de conocer mejor a fulanita, te diste cuenta de lo equivocada que estabas.

¿Tal vez llegaste a la conclusión de que “fulanito era un antipático“?

Y te avergonzaste al final, porque “fulanito“ fue la única persona que te ofreció su ayuda cuando se estropeó tu coche.

La mente es una fuente de rumores sobre nosotros mismos y sobre la realidad, que no termina nunca.

Esta perfectamente diseñada con diferentes y meticulosos mecanismos para protegernos de las amenazas y peligros (entre otras muchas cosas).

Hay una frase muy sabia que dice “no vemos las cosas como son, vemos las cosas como somos“.

Cuando observamos una realidad, sea la que sea, hemos de ser conscientes de que; la interpretación de lo que sucede es de “nuestra cosecha“.

Además, reaccionamos en función de lo que cada quién interpreta.

Considero que merece mucho la pena estar un poquito pendientes, si lo que deseamos es tener una adecuada gestión emocional y un generoso auto-control.

Pararse a explorar qué es aquello que determina tu modo de enfrentar los retos que se presenten en tu vida, te ayudará a diferenciar entre lo que funciona y lo que no.

Para ello, necesitamos saber que existen trampas mentales con el fin de que, las podamos identificar para evitar reaccionar ante lo que nos sucede.

Este es otro ingrediente más, en el camino hacia el autoconocimiento, a mi parecer, ser conscientes de todo lo que os detallo a continuación:

Conversaciones con uno mismo: Invertir tiempo en observar nuestros diálogos internos nos permitirá darnos cuenta de que, como jueces, no paran de interpretar en piloto automático todo lo que nos sucede.

Percepciones distorsionadas: Suponer lo que piensan otros sin tener ninguna evidencia objetiva, exagerar lo negativo, los “debería haberme llamado nada más saber que me pasó….“.

Los “mío“ son falsos: Cuando nos identificamos hasta tal punto que, hacemos formar parte de nuestra identidad a nuestras experiencias, nuestras pertenencias o las personas más cercanas a nosotros.

Los juicios mentales nos llevan a sufrir porque, llegará el día en que las pertenencias y las personas se rompan, se terminen o cambien.

Una manera de acabar con nuestros juicios es apuntándolos, así nos daremos la oportunidad de identificar aquellos que nos estén limitando o dañando, para poder tomar la decisión libremente de detenerlos y desidentificarnos de ellos.

Cuando consigamos parar a nuestros juicios mentales, ampliaremos nuestra mirada y tendremos distintas percepciones para actuar desde la libertad.

Nuestros diálogos internos son como cintas cada día que ponemos a grabar una y otra vez. Si el contenido de esas cintas es negativo te quitarán energía.

No olvides que tú tienes el poder de elegir tu diálogo interno. Intenta introducir mensajes positivos (positivos y realistas, que no fantasiosos), para lograr enfocarte en tus fortalezas y no en tus debilidades. Pruébalo, funciona.

Sólo tú tienes el poder de permitir qué aceptas y qué no aceptas.
Mi conclusión es que, es muy saludable de vez en cuando, ponerse a uno mismo en duda y no creernos todo lo que pensamos.

Quién mejor que Sergi Torres para hablar acerca de los juicios mentales. Os comparto uno de sus vídeos, espero que lo disfrutéis tanto como yo:

Aprovecho la ocasión de que estas aquí, para invitarte a descubrir mis programas: Personal, Autoconocimiento y Pareja.

Compárteme en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ¿En qué puedo ayudarte?