fbpx

Sufrirás menos cuando comprendas tus decepciones

Te liberarás de frustraciones cuando comprendas que “nadie se equivoca a propósito” .

¿Sabías que la decepción puede conducirte a la depresión?

¿Te ha pasado alguna vez que pensabas que conocías a alguien pero empieza a actuar de tal manera que te da la sensación de que ya no conoces a esa persona?

Me encuentro, en numerosas ocasiones, a personas cargadas de sufrimiento y rencor por no saber cómo solucionar problemas de pareja, infidelidad, crisis de pareja, conflictos familiares incluso, expectativas laborales.

Hoy quisiera hablar de los procesos de evolución personal y es algo que nos afecta a todos en nuestras relaciones con los demás puesto que, cada uno de nosotros estamos inmersos en un proceso a nivel individual de constante cambio y evolución.

Tu y tus seres queridos también.

Me gustaría centrar el contenido de este artículo en ti mismo pues, lo considero aplicable a cualquier persona que se pare y observe su vida aunque solo sea un poco, por tanto, podrías ser tu mismo el ejemplo de mi artículo de hoy.

No sé tu edad ni tu género pero lo que si sé casi con total seguridad es que tus necesidades, prioridades, inquietudes, intereses, deseos, anhelos, metas… no son los mismos que hace 5 años y puede que ni hace 6 meses.

Algún área interna y personal de tu vida seguramente se ha visto influenciada por tus propias experiencias con altas posibilidades de cambio o modificación en mayor o menor medida.

Todo ello es debido, precisamente, a tu evolución como persona.

Hay determinadas experiencias que ponen patas arriba, alteran, revolucionan (o como quieras describirlo) la vida de las personas e inevitablemente afectan directa o indirectamente a esas citadas áreas personales e internas que todos tenemos bien definidas hoy.

Pero… ¿y mañana?, ¿quién sabe qué cosa o persona se cruzará en tu camino que las provoque hasta el punto de que decidas cambiarlas o modificarlas?.

La vida se construye en base a experiencias vividas en primera persona. Ya lo dijo Dalai Lama “uno entiende el sentido de su vida cuando echa la mirada atrás y ve todo lo vivido”.

Las experiencias nos nutren como personas y construyen nuestra inteligencia emocional y mental, además de enriquecer nuestra vida.

Pero, no olvidemos que nuestros procesos mentales, esos que utilizamos para entender y organizar la información que recibimos del exterior pueden modificarse por influencia de las experiencias.

Aún más, pueden llegar a modificar ciertas formas de percibir las diferentes situaciones de vida porque pueden despertar en ti nuevos y desconocidos deseos, diferentes y atrayentes objetivos, novedosos y nuevos rumbos y otras oportunidades hasta entonces impensables para ti.

Hay determinadas relaciones que sobreviven a lo largo de los años porque comparten a parte de sentimientos de amor o de cariño; prioridades o necesidades, tal vez metas e inquietudes y otras comparten solo objetivos comunes… Y aquí está la clave.

¿Te has preguntado qué es lo que compartes con “esa persona” a día de hoy?

¿Has hecho una lista sobre qué es aquello que os une en vuestra relación?. Podrían ser gustos, tiempo libre, sentimientos, hipoteca, hijos, forma de pensar y vivir la vida, aficiones…

¿Te has preguntado si sigues compartiendo exactamente lo mismo con “esa persona” desde el día que la conociste hasta hoy?

¿Te has detenido a mirar los cambios que ha tenido “esa persona” en su vida recientemente?

¿Has observado si sus prioridades o metas, o tal vez necesidades y anhelos han podido cambiar con alguna reciente experiencia?

Todos tenemos derecho a cambiar de opinión, como el derecho a ser, actuar y decir lo que deseamos pero, lo que ya no deseamos también tenemos derecho a modificarlo en consecuencia si ese fuera el caso. Siempre y cuando no perjudiquemos a los demás deliberada e intencionadamente.

Por tanto, la libertad y el respeto son facultades básicas en las relaciones interpersonales y deberían establecerse de manera tal que, no coartasen la libertad de ninguno de los involucrados a lo largo de esa relación común.

Es trabajo del Coach ayudarte a hacerte consciente de todo ello para evitarte sufrir por lo que, inevitablemente, te puede estar sucediendo.

Os animo a tener más presente la idea de que, a veces, los nunca, nunca se cumplen y los para siempre, siempre terminan.

Si te encuentras en una situación de bloqueo, confusión o conflicto personal tienes a tu disposición mis programas: Dilemas de Pareja, Cuestiones Laborales y Conflictos Personales.

Compárteme en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ¿En qué puedo ayudarte?