VANESA VILLEGAS, COACH PERSONAL & PAREJAS

5 Reglas para lograr que te entiendan

En este artículo ampliaré información que te podría resultar útil para comunicarte de manera más efectiva con el fin de conseguir una mayor calidad y eficacia en tus relaciones personales o incluso, en la relación que mantienes contigo mismo.

Esto podría evitar que caigas en discusiones de pareja constante, mejores tus relaciones en el trabajo y te ahorres sentimientos como «me siento mal conmigo mismo»

En ocasiones, la forma que tenemos de comunicarnos perturba nuestra vida; cuando usamos juicios moralistas por el hecho de que los demás no actúan de acuerdo a nuestros valores y cuando caemos en las comparaciones.

EXISTEN 5 REGLAS QUE PODEMOS TENER EN CUENTA PARA EVITARLO, EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE

1.- Separa tu observación de tu evaluación:

Cuando las mezclas, sin darte cuenta acabas haciendo una crítica.

La diferencia puedes verla con mayor claridad con este ejemplo: No es lo mismo decirle a tu interlocutor «me siento decepcionado porque no has terminado tus tareas» que decirle «eres un irresponsable».

¿Acaso no es una crítica la segunda respuesta?… Desde luego no mejora la situación, ni te va a reportar mejores resultados, ni vas a conseguir motivar a tu interlocutor, sino todo lo contrario.

2.- Pide aquello que enriquecería tu vida:

A menudo no somos conscientes de lo que estamos pidiendo.

Si solo expresas lo que sientes, sin añadir con claridad lo que quieres que haga, tu interlocutor podría no verlo con claridad.

Tus peticiones pueden parecer exigencias si no las acompañadas de sentimientos y necesidades por lo tanto, cuanto más claro seas, mayor probabilidad tendrás de darte a entender.

Pongo otro ejemplo para visualizarlo: No es lo mismo decirle «estoy agobiado, necesito que tiendas la lavadora y recojas la cocina, ¿podrías hacerlo?» que decirle «muévete que estoy agobiado y no puedo atenderlo yo todo».

Si expresamos nuestras necesidades es más probable que se satisfagan

No reparamos en una cosa, cuando tu interlocutor percibe exigencia ve dos opciones: someterse o rebelarse.

Si observas cómo actúa cuando no accedes a su petición te podrás dar cuenta de que es una exigencia si emite juicios, críticas o nos eche la culpa. Puedes valorarlo tu mismo en el ejemplo «muévete que estoy agobiado y no puedo atenderlo yo todo«, ¿acaso no es una exigencia?

Pedir, sin embargo, es cuando nuestro interlocutor muestra empatía respecto de nuestras necesidades porque son tan importantes como las suyas propias, cómo se refleja en el ejemplo «estoy agobiado, necesito que tiendas la lavadora y recojas la cocina, ¿cuando podrías hacerlo?«.

Si no valoramos nuestras necesidades puede que los demás tampoco lo hagan

3.- Desarrolla la auto-compasión por medio de una auto-evaluación que promueva tu crecimiento:

Aquello que quieres, lo quieres con el fin de enriquecer tu vida y por ello, es crucial saber como evaluar los acontecimientos y circunstancias de esta.

Para ello, es indispensable hacer uso del arrepentimiento de tal manera que nos ayude a aprender de lo que hemos hecho, sin culparnos ni odiarnos por ello sino, entendiendo que nuestro comportamiento iba en contra de nuestras necesidades y valores.

Al tomar consciencia de todo esto, nos sentiremos estimulados de una manera natural hacia la búsqueda de las posibles posibilidades que tenemos para satisfacer esa necesidad.

Por el contrario si te juzgas, tiendes a reducir la búsqueda de posibilidades y a perpetuar un estado de auto-castigo.

Evita decirte a ti mismo que es lo que deberías hacer

4.- Distingue el estímulo de la causa:

Cuando decimos: “tu me haces enfadar, me haces daño cuando haces esto”, nos engañamos creyendo que nuestros sentimientos son el resultado de lo que hacen otros.

El comportamiento de los demás puede ser un estímulo pero no la causa

Hacerte consciente de esto marca la diferencia de poder elegir entre; «jugar a ser un juez que condena a la otra persona por su error».

O elegir darte cuenta de que, «la causa de tu malestar esta ubicada en tus propios pensamientos».

Tu eres quién elige juzgar a alguien en lugar de concentrarte en cuáles son tus necesidades que no están siendo satisfechas.

Es bueno preguntarte lo siguiente: ¿Cuáles quiero que sean los motivos de esa persona para hacer lo que le pido?

Podrás darte cuenta de que quizás, la capacidad de tu interlocutor para actuar, no esta motivada por las razones que a ti te gustaría que le motivasen.

Es importante, por lo tanto, promover la autonomía y auto-independencia reconociendo la responsabilidad de las acciones propias y siendo conscientes de que nuestro bienestar y el de los demás son lo mismo.

5.- Libérate de tu vieja programación:

Todos hemos aprendido cosas que nos limitan como seres humanos por parte de unos padres y profesores bienintencionados durante nuestra infancia.

Este aprendizaje, esta tan integrado en nuestras vidas, que no somos conscientes de ello y hace falta mucha energía y una conciencia tremendas para identificarlo y transformarlo en pensamientos y comportamientos valiosos para nosotros.

No nos ha educado acerca de nuestras necesidades y con frecuencia nos hemos visto expuestos a un adiestramiento cultural que bloquea activamente el que nos demos cuenta de ello.

Las masas han sido educadas para ser dóciles y serviles ante la autoridad.

Si te das cuenta, la palabra “necesitado” tiene connotaciones de carencia o inmadurez mientras que, cuando la personas expresan sus necesidades son tildadas de egoístas habitualmente.

Si te centras en observar sin evaluar, reconocerás tus pensamientos, necesidades y sentimientos y expresarás tus peticiones en un lenguaje de acción claro con independencia del condicionamiento cultural.

Darte cuenta de ese condicionamiento, es un paso para liberarte y dejarte brillar, para luego dar el permiso de hacer lo mismo a los demás

Mi conclusión es que, «no podemos dar a los demás aquello que no nos damos a nosotros mismos».

Aprovecho la ocasión de que estas aquí, para invitarte a descubrir mis programas: Personal, Autoconocimiento y Pareja.

P.D: Estás invitado a dejar tus comentarios

Compárteme en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ¿En qué puedo ayudarte?